Límite máximo cada año de las deducciones en la cuota del IRPF:

 

 

Las deducciones en la cuota del IRPF (estatales y autonómicas) han de aplicarse cada año por un profesional de la forma siguiente:

 

 

A)    Deducciones estatales:

 

· Regla general:

 

Las deducciones estatales (salvo la excepción de abajo) se aplican en un 50 % sobre la cuota íntegra estatal y en un 50 % sobre la cuota íntegra autonómica.

 

Así, las deducciones estatales para un profesional a las que se aplica esta “regla general” son las 3 siguientes:

 

-      Las que denominamos “Otras deducciones por actividades económicas”. Es decir, las deducciones por inversiones, propias de las sociedades, que son aplicables a los profesionales.

 

-      Deducción por cuenta ahorro – empresa.

 

-      Deducción por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla.

 

· Excepción:

 

La que denominamos “deducción por actividades económicas”, que se aplica en su totalidad sobre la cuota líquida estatal incrementada.

 

 

B)    Deducciones autonómicas:

 

Las deducciones autonómicas se aplican al 100 % sobre la cuota íntegra autonómica.

 

 

 

Límites máximos al aplicar las deducciones estatales (A) y autonómicas (B):

 

La cuota líquida estatal y la cuota líquida autonómica, resultantes tras aplicar todas las deducciones estatales (A, menos la excepción) y autonómicas (B) sobre la cuota íntegra estatal y sobre la cuota íntegra autonómica (ver parte de arriba), no pueden ser negativas (serán positivas o cero).

 

El exceso de las deducciones a aplicar sobre la cuota íntegra estatal no se puede aplicar sobre la cuota íntegra autonómica, y el exceso de las deducciones a aplicar sobre la cuota íntegra autonómica no se puede aplicar sobre la cuota íntegra estatal.

 

 

 

 

El contenido de este sitio web tiene únicamente propósitos informativos, por lo que no constituye asesoramiento legal. Mostramos información, ideas generales y opiniones sobre determinados temas con objeto de dar una simple orientación a las personas que acceden a nuestra web.

      

La normativa está en constante cambio y la información aquí mostrada puede no ser completa o correcta, dependiendo de la fecha de acceso y de las circunstancias particulares de cada supuesto en concreto. Por ello, le aconsejamos que acuda a un profesional para aplicar a cada caso concreto esas ideas generales, opiniones o información mostradas en la web.