· Concepto técnico:

 

 

Se entiende por “hipoteca inversa sobre la vivienda habitual” el préstamo o crédito obtenido de una  entidad de crédito o de una entidad aseguradora, que se encuentra garantizado mediante una hipoteca constituida sobre un bien inmueble que constituya la vivienda habitual del solicitante, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

 

a) El solicitante, y los beneficiarios que éste pueda designar, han de ser personas de edad igual o superior a los 65 años, o afectadas de dependencia severa o gran dependencia.

 

b) El deudor ha de disponer del importe del préstamo o crédito mediante disposiciones periódicas o únicas.

 

c) La deuda sólo ha de ser exigible por el acreedor, y la garantía ha de ser ejecutable cuando fallezca el prestatario o, si así se estipula en el contrato, cuando fallezca el último de los beneficiarios.

 

d) La vivienda hipotecada tiene que haber sido tasada y asegurada contra daños de una forma especial.

 

 

Existen, además, unas reglas especiales que regulan la hipoteca inversa.

 

 

 

 

 

 

 

El contenido de este sitio web tiene únicamente propósitos informativos, por lo que no constituye asesoramiento legal. Mostramos información, ideas generales y opiniones sobre determinados temas con objeto de dar una simple orientación a las personas que acceden a nuestra web.

 

La normativa está en constante cambio y la información aquí mostrada puede no ser completa o correcta, dependiendo de la fecha de acceso y de las circunstancias particulares de cada supuesto en concreto. Por ello, le aconsejamos que acuda a un profesional para aplicar a cada caso concreto esas ideas generales, opiniones o información mostradas en la web.