B)   El deudor está en concurso de acreedores:

 

 

La Ley Concursal, vigente desde 01/09/2004, regula el procedimiento único del concurso de acreedores para resolver las situaciones de insolvencia de los deudores, que sustituye a los antiguos procedimientos de quiebra y suspensión de pagos.

 

Para aplicarse la solución B) han de cumplirse los siguientes requisitos:

 

1)    Se ha dictado auto judicial de declaración de concurso de acreedores contra los créditos controvertidos a que corresponden las cuotas de IVA total o parcialmente incobrables (el auto judicial ha de ser posterior al devengo del IVA no cobrado).

 

 

2)    Las operaciones a modificar (a rectificar) deberán haber sido facturadas y anotadas en el libro registro de facturas expedidas por el acreedor en tiempo y forma.

 

 

3)    No se puede tratar de uno de los siguientes casos:


- Créditos garantizados, afianzados o asegurados (en la parte garantizada, afianzada o asegurada). Es el caso de los créditos garantizados total o parcialmente con seguros de crédito.
- Créditos entre personas o entidades vinculadas a efectos del IVA.
- Créditos adeudados o afianzados por entes públicos.

- Cuando el destinatario de la operación (deudor) no esté establecido en el territorio de aplicación del IVA, ni en Canarias, Ceuta y Melilla.

 

 

4)    Como la cuota de IVA no puede haberse cobrado (total o parcialmente), ha de aplicarse la siguiente regla:

 

Cuando existan cobros parciales anteriores a la aplicación de esta solución B) (reducción de la base imponible), se entenderá que el IVA está incluido en las cantidades percibidas en la misma proporción que la parte de la contraprestación satisfecha. Es decir, esa parte del IVA se entenderá cobrada y sobre dicha parte no será posible aplicar la solución B).

 

 

Procedimiento de la solución B):

 

a) La solución B) debe aplicarse dentro del plazo de un mes a contar desde el día siguiente a la publicación en el BOE del auto judicial de declaración de concurso.

 

Es el mismo plazo de un mes que la Ley Concursal establece para que los acreedores pongan en conocimiento de la administración concursal la existencia de sus créditos.

 

El acreedor está obligado a emitir y enviar al deudor una nueva factura (o documento sustitutivo) en la que se rectifique (se reduzca o se anule) la cuota de IVA repercutida, en la forma prevista en el artículo 13 del Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación.

 

La factura rectificativa “original” se ha de mandar por correo ordinario al cliente (es una obligación por el Reglamento de Facturación).

 

Y, aunque el Reglamento del IVA no lo exige expresamente, es conveniente que el acreedor envíe al deudor un burofax con certificado de texto y acuse de recibo, en que se indique la fecha en que se mandó por correo ordinario la factura rectificativa original al deudor, incluyendo en dicho burofax una copia de la factura rectificativa previamente enviada.

 

 

b) El acreedor comunicará la modificación de la base imponible  a la AEAT, en el plazo de un mes contado desde la fecha de expedición de la factura rectificativa.

 

Se mencionará  expresamente en la comunicación que se cumple el requisito 3), y se adjuntarán los siguientes documentos:

 

- La copia de las facturas rectificativas, en las que se consignarán las fechas de expedición de las correspondientes facturas rectificadas.

 

- La copia del auto judicial de declaración de concurso del destinatario de las operaciones cuya base imponible se modifica, o la certificación del Registro Mercantil, en su caso, acreditativa de aquel concurso.

 

Aunque el Reglamento del IVA no lo exige expresamente, es conveniente adjuntar al escrito de comunicación a la AEAT también una copia del burofax enviado al deudor, con la certificación de texto y el acuse de recibo.

 

 

c) En caso de que el destinatario de las operaciones tenga la condición de empresario o profesional (que actúen como tales), deberá:

 

-      Comunicar a la AEAT la circunstancia de haber recibido las facturas rectificativas que le envíe el acreedor.

 

-      El destinatario hará constar el importe de las cuotas rectificadas, como minoración de las cuotas deducidas (o, en su caso, de las cuotas no deducibles), en la declaración-liquidación del IVA correspondiente al período en que se hayan recibido las facturas rectificativas de las operaciones

 

El incumplimiento de estas obligaciones por el destinatario no impedirá la modificación de la base imponible por parte del acreedor.

 

Cuando el destinatario sea un particular (o un empresario o profesional que actúe como un particular), la AEAT podrá requerirle la aportación de las facturas rectificativas que le envíe el acreedor.

 

 

d)    La aprobación del convenio de acreedores, en su caso, no afectará a la modificación de la base imponible que se hubiera efectuado previamente. 


Cuando se acuerde la conclusión del concurso por las causas de revocación firme del concurso, pago de la totalidad de los créditos reconocidos y desistimiento de la totalidad de los acreedores, el acreedor que hubiese modificado (reducido) la base imponible deberá modificarla de nuevo al alza, emitiendo una factura rectificativa en la que se repercuta la cuota procedente.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hemos introducido comentarios en rojo en Octubre de 2011.

 

 

 

El contenido de este sitio web tiene únicamente propósitos informativos, por lo que no constituye asesoramiento legal. Mostramos información, ideas generales y opiniones sobre determinados temas con objeto de dar una simple orientación a las personas que acceden a nuestra web.

 

La normativa está en constante cambio y la información aquí mostrada puede no ser completa o correcta, dependiendo de la fecha de acceso y de las circunstancias particulares de cada supuesto en concreto. Por ello, le aconsejamos que acuda a un profesional para aplicar a cada caso concreto esas ideas generales, opiniones o información mostradas en la web.