B) Regulación para activos adquiridos en 2009 y 2010:

        

 

Aunque decimos “adquiridos”, realmente queremos decir que los activos se hayan entregado físicamente (puestos a disposición) al autónomo en dichos años.

 

 

· Requisitos:

 

Un autónomo podrá aplicar esta regulación B) en cada año (en 2009, en 2010, y en los años siguientes en relación con los activos adquiridos en 2009 y 2010) para determinar la libertad de amortización de cada uno de los activos adquiridos en 2009 y 2010, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

 

 

a)    El activo se adquirió nuevo y es del inmovilizado material o de las inversiones inmobiliarias.

 

b)    El activo está afecto a la actividad económica (empresarial) del autónomo.

 

c)    El activo se puso a disposición del autónomo (entregado físicamente al autónomo) en los años 2009 o 2010.

 

d)    El autónomo ha mantenido empleo de la forma siguiente:

 

La plantilla medida de los 12 meses anteriores a la fecha de inicio del año en el que el activo adquirido entró en funcionamiento se ha de mantener en los 24 meses siguientes a esa fecha.

 

Ejemplo:

 

El activo entró en funcionamiento en 2009.

 

La plantilla media de 2008 se ha de mantener en los 24 meses que suman 2009 y 2010.

 

 

· No existe un límite máximo de libertad de amortización:

 

No existe límite ni en cuanto al rendimiento neto de la actividad empresarial del año en que se aplique la libertad de amortización (por activos adquiridos en 2009 y 2010), ni en cuanto a un determinado importe anual de las inversiones de 2009 y 2010 (cosa que sí sucede en la regulación C) a las que se puede aplicar libertad de amortización según esta regulación B).

 

Así, el único límite de la libertad de amortización en la regulación B) será la suma de las bases de amortización de los activos adquiridos en 2009 y 2010 (a los que se pueda aplicar esta regulación por cumplir los requisitos anteriores).

 

 

· Conclusión:

 

Si un autónomo adquirió activos nuevos en 2009 (o/y en 2010) que cumplían los requisitos de esta regulación B), dicho autónomo pudo aplicar para ellos la libertad de amortización en 2009 y en 2010, pero también podrá aplicar la libertad de amortización para esos activos (con la regulación B) en cualquier año posterior (2011 …), con el límite temporal de la vida útil de cada activo y con el único límite cuantitativo de la base de amortización de cada activo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:

 

· Artículos 28.1 y 30 de la Ley 35/2006 del IRPF, con redacción vigente en 2009 y 2010.

  

· Disposición Adicional 11ª del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, según la redacción vigente en el período 14/04/2010 – 31/12/2010  (redacción dada por el Real Decreto-ley 6/2010, de 9 de abril).

 

Nota importante:

 

La regulación B) estaba contenida en la Disposición adicional 11ª (vigente en el período 14/04/2010 – 31/12/2010) del texto refundido de la Ley del IS (Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo), y la regulación A) se encuentra contenida en la Disposición adicional 11ª vigente en 2011 del texto refundido de la Ley del IS (Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo).

 

Es decir, ambas regulaciones (A y B) se encuentran en la misma norma (Disposición adicional 11ª del texto refundido de la LIS), pero con una redacción diferente, porque cada redacción ha estado (y estará) vigente en un período de tiempo diferente; una en 2009 y 2010; y la otra en 2011 a 2015.

 

 

 

 

 

 

 

 

El contenido de este sitio web tiene únicamente propósitos informativos, por lo que no constituye asesoramiento legal. Mostramos información, ideas generales y opiniones sobre determinados temas con objeto de dar una simple orientación a las personas que acceden a nuestra web.

 

La normativa está en constante cambio y la información aquí mostrada puede no ser completa o correcta, dependiendo de la fecha de acceso y de las circunstancias particulares de cada supuesto en concreto. Por ello, le aconsejamos que acuda a un profesional para aplicar a cada caso concreto esas ideas generales, opiniones o información mostradas en la web.